Actualidades en el tratamiento de la fiebre en el paciente con sepsis y choque séptico: controversias y recomendaciones basadas en evidencia

Publicidad

Med Int Méx. 2017 enero;33(1):99-108.

Romero-González JP1, Carrillo-Esper R2, Meza-Márquez JM3, Sosa-García JO4

1 Residente de medicina del enfermo en estado crítico. Hospital Médica Sur, Ciudad de México.

2 Academia Nacional de Medicina. Academia Mexicana de Cirugía.

3 Médico adscrito. Unidad de Terapia Intensiva de Infectología, Hospital General de México; Unidad de Terapia Intensiva, Hospital General Naval de Alta Especialidad, Ciudad de México.

4 Médico adscrito. Unidad de Terapia Intensiva, Hospital Médica Sur. Director de Integración de Guías de Práctica Clínica, Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (CENETEC), Secretaría de Salud.

Resumen

La fiebre es consecuencia de una respuesta inflamatoria sistémica que puede ser provocada por numerosos estímulos y puede ser un arma de doble filo, debido a que puede tener efectos benéficos, como mejorar la respuesta inmunológica y suprimir el crecimiento bacteriano, pero también tiene efectos dañinos, como aumento de incluso seis veces la tasa metabólica, provocar hiperdinamia, que en pacientes cardiópatas es poco tolerada, e incluso, incrementa el daño pulmonar mediado por citocinas. Por ello, surgen diversas interrogantes acerca de cómo y cuándo debe controlarse la fiebre en el paciente séptico; sin embargo, la evidencia actual es limitada, aunque puede concluirse que el control térmico debe realizarse con temperaturas mayores de 38.5ºC con medios físicos y en caso de que no ceda, se sugiere administrar antipiréticos.

PALABRAS CLAVE: fiebre, sepsis, paracetamol, control térmico.

Up-to-date in the management of fever in patients with sepsis and septic shock: controversies and recommendations based on evidence.

Med Int Méx. 2017 January;33(1):99-108.

Romero-González JP1, Carrillo-Esper R2, Meza-Márquez JM3, Sosa-García JO4

1 Residente de medicina del enfermo en estado crítico. Hospital Médica Sur, Ciudad de México.

2 Academia Nacional de Medicina. Academia Mexicana de Cirugía.

3 Médico adscrito. Unidad de Terapia Intensiva de Infectología, Hospital General de México; Unidad de Terapia Intensiva, Hospital General Naval de Alta Especialidad, Ciudad de México.

4 Médico adscrito. Unidad de Terapia Intensiva, Hospital Médica Sur. Director de Integración de Guías de Práctica Clínica, Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (CENETEC), Secretaría de Salud.

Abstract

Fever is the result of a systemic inflammatory response that can be triggered by numerous stimuli, which can be a double-edged sword, because it can have beneficial effects, such as improved immune response and suppress bacterial growth, but also harmful effects, such as up to six times higher metabolic rate, causing hyperdynamia that in cardiac patients is poorly tolerated and even increases lung damage mediated by cytokines. Therefore several questions arise about how and when to control fever in septic patient; however, current evidence is limited, but it can be concluded that the thermal control must be performed with temperatures above 38.5°C with physical means and if not, give antipyretics is suggested.

KEYWORDS: fever; sepsis; paracetamol; thermal control

Correspondencia/correspondence

Dr. Juan Pablo Romero González

anjupablo@hotmail.com

Sobre el Autor

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *