Manuel Ramiro H.

Publicidad

Manuel Ramiro H.

Med Int Méx. 2017 julio;33(4):555-557.

Dolores Redondo

Todo esto te daré

Planeta. México 2016

Este libro recibió el Premio Planeta 2016. El Premio Planeta es el mejor dotado económicamente, cuando menos en español. El ganador recibe 600,000.00 euros y al segundo lugar, que ellos le llaman finalista, le premian con 150,000.00. Se otorga anualmente y se hace a una obra en específico, los autores presentan su escrito con un pseudónimo. Debo decir que este premio es mi favorito, precisamente porque se hace a una obra en específico, se presentan muchas obras. Seguramente una primera selección es realizada por varios lectores y al final un jurado, siempre muy bien configurado, hace la selección final. Algunos escándalos han surgido, uno muy destacado fue el que escenificaron Delibes y Cela y más recientemente la renuncia de Marsé al jurado; Cela y Marsé fueron en su momento ganadores del premio Planeta, las discusiones son siempre acerca de que el premio se otorga más con intereses de la editorial que por los méritos puramente literarios. Es indudable que el premio tiene finalmente intereses comerciales, lo hace difundiendo una obra, dos con la finalista y a través de una gran comercialización consigue tirajes muy grandes que seguramente retribuyen, más de una vez seguramente con creces, lo invertido. Todo lo que sea fomentar la lectura a mí me parece siempre bien. Las editoriales requieren salud económica y ésta se logra promoviendo lectores y vendiendo libros, sin ello quizá la literatura difícilmente existiría. La existencia de diferentes editoriales y de diferente tipo hace que la literatura pueda ser diversa.

Lo que ha logrado el Premio Planeta es dar a conocer autores hasta antes no tan conocidos, yo empecé a seguirlo en 1977, cuando la Autobiografía de Federico Sánchez de Jorge Semprún lo ganó, aunque Semprún ya era un famoso escritor, ésta fue su primera obra escrita en español y le abrió muchos espacios en la literatura escrita en castellano. Muchos casos han sucedido de manera similar, uno de los más recientes aconteció con Zepeda Patterson, nuestro paisano, quien siendo un magnifico escritor salió a la justificada fama al ganarlo en 2014. También es cierto que para el jurado no identificar a algunos autores cuando han presentado sus obras debe haber resultado muy difícil. La hermandad de la buena suerte de Fernando Savater sólo podía haber sido escrita por él. Lo mismo que Lituma en los Andes sólo podía haber sido escrita por Mario Vargas Llosa, lo que no quita en absoluto el mérito de las obras.

La obra de Dolores Redondo, Todo esto te daré, es una obra magnífica, una novela negra extraordinaria, que maneja el suspensemagistralmente y nos lleva a un recorrido amplio por diferentes espacios, tiempos y temas. Los amantes de este tipo de obras la disfrutaran plenamente. Una vez que leí Todo esto te daré, leí la Trilogía del Baztán y llegue a la conclusión que sólo ella podía haber escrito la obra premiada, aunque hay que decir que es una obra mucho más cuidada, mejor terminada y que cierra los círculos más exitosamente.

Muchas veces me he recriminado por qué mi premio favorito no es el Nobel y no había podido contestármelo hasta que ahora se lo otorgaron a Bob Dylan.

Manuel Ramiro H.

Fernando Aramburu

Patria

Tusquets. Barcelona 2017

Durante muchos meses traté de conseguir el libro Patria de Fernando Aramburu, muchas de las crónicas que aparecían en diversos suplementos literarios eran muy halagadoras y estimulantes, el libro apareció en septiembre de 2016, yo lo pude leer hasta enero de este año, cuando un queridísimo amigo me lo trajo de Barcelona, es la 10ª edición, ahora cursa la 15ª edición, habiéndose publicado ya varios cientos de miles de ejemplares. Aramburu es un escritor español, vasco, avecindado en Alemania desde hace ya varios años, no sabemos bien si por razones puramente profesionales o como parte de un retiro, de un exilio que le permite observar más claramente los sucesos, ha escrito ya varias obras con temas similares.

Patria es una obra extraordinaria que relata y analiza un episodio de ETA, la banda terrorista, española, vasca que lleva muchos años asolando a la sociedad española y que en los últimos meses ha prometido desarmarse y desintegrarse. El periodo relatado corresponde a una época de plena actividad de ETA, narra de manera magistral la vida en un pueblo de la provincia vasca y cómo se encuentra dividido entre ambos bandos, todo en un espacio tan pequeño, tan íntimo, tan estrecho que se encuentra plenamente interrelacionado. Como el dolor, los daños suceden en todos; con diferente magnitud y diferentes características pero todos los miembros de la sociedad resultan afectados casi siempre de manera irremisible.

La obra tiene dos características plenas: una es que está escrita de manera extraordinaria, exquisita, consiguiendo que el lector se devore el libro hasta terminarlo, y dos, logra a través de la realidad y seguramente la ficción un gran ejemplo de microhistoria o de intrahistoria, coadyuvando al conocimiento de un fenómeno tan complejo como el de ETA, analizando de manera estricta a los personajes de víctimas y victimarios. Fina diferencia entre un relato que busca malos y buenos, culpables e inocentes, víctimas y terroristas y un análisis de las situaciones y personajes que consigue una obra extraordinaria, sin estridencias ni más violencia que la que propiamente existe en las situaciones examinadas.

A mí, que no soy para nada un experto ni siquiera un estudioso, la diferencia entre infrahistoria y microhistoria no me queda muy clara, pareciendo que se refiere a que la primera analiza a los personajes actores menores de la historia y la segunda, hechos menores de la propia historia y en ambos casos de los que poco se ocupan los tratados de historia. Aramburu en Patria consigue eso de manera eficaz, clara y brillante.

Al leerlo me acordé de un libro leído hace años: De los Altos de Guillermo Chao Ebergenyi (1991), en el que, cuando menos a mí me lo parece, hace un análisis extraordinario de los participantes de la Cristiada y su entorno, consiguiendo también un estudio intra o microhistórico o ambos de un episodio del final de la Revolución Mexicana, muy poco conocido, cuyas repercusiones no conocemos, y que aunque existen verdaderos tratados como el de Jean Meyer, poco trascienden para el conocimiento general. Desafortunadamente la obra de Guillermo Chao tuvo mala crítica y sólo alcanzó una edición y ahora no se consigue. Chao tiene varias otras obras que vale la pena leer, creo que la más reciente, La Maleta Mexicana (2015), es mejor relato de este episodio de las fotos sobre la Guerra Civil Española de Capa y que después de un largo periplo vinieron a terminar en México.

Patria tuvo al principio críticas negativas, pero pronto fueron acalladas por el éxito de público que rápidamente tuvo.

Sobre el Autor

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *